Càpsules d’exercici aeròbic conscient per cos i ment / Cápsulas de ejercicio aeróbico consciente para cuerpo y mente

Ja us  havíem comentat en una entrada anterior els nombrosos beneficis de l’exercici aeròbic: el cos es comença a moure a un ritme trepidant, o superior a l’habitual i això desencadena una activació del sistema cardiovascular i respiratori. El cor ha de bategar més ràpid per bombejar la sang que la musculatura demana, sang que ha d’anar ben carregada d’oxigen, que és, per entendre’ns, l’aliment del múscul. B55A9985-1770-4C76-8A5B-7543B31B2173

Amb tota aquesta activació, aconseguim que el cos guanyi en resistència física, posem en marxa la crema de sucres i greixos que no necessitem i es desencadena l’alliberament d’endorfines, hormones que ens aporten sensació de benestar. I per aconseguir tot això, de vegades no calen sessions maratonianes. Amb una estona de 15-20 minuts, amb una càpsula de moviment aeròbic i poc espai, sabent el que movem i per què, n’hi ha prou. I si no us ho creieu, feu aquesta prova: seguiu la càpsula de moviment aeròbic que teniu a continuació i, just en acabar, col.loqueu les mans a l’alçada del cor, respireu, i sentiu com palpita. Que vagi bé la sessió! El Moviment és Vida!

Ya os  habíamos comentado en otra entrada anterior los múltiples beneficios del ejercicio aeróbico: el cuerpo empieza a moverse a un ritmo trepidante, o superior al habitual y ello desencadena una activación del sistema cardiovascular y respiratorio. El corazón  debe palpitar más rápido para bombear la sangre que pide la musculatura, sangre que ha de ir bien cargada de oxigeno, que es, para entendernos, el alimento del músculo. 

Con toda esta activación, conseguimos que el cuerpo gane en resistencia física, ponemos en marcha la quema de azúcares y grasas que no necesitamos y se desencadena la liberación de endorfinas, hormonas que nos aportan sensación de bienestar. Y para conseguir  todo esto, a veces no hacen falta sesiones maratonianas. Con un pequeño espacio de tiempo de 15-20 minutos, con una cápsula de movimiento aeróbico y poco espacio, siendo conscientes de qué movemos y por qué, es suficiente. Si no os lo creéis, haced esta prueba:  seguid la cápsula de movimiento aeróbico que tenéis a continuación y, justo al terminar, colocad las manos a la altura del corazón, respirad, y sentid cómo palpita. Notaréis la diferencia.  Que vaya bien la sesión! El Movimiento es Vida!