¿Es normal lo que me pasa?

1978672_644459858923242_2043720465_nÚltimamente me llegan algunas personas a la consulta con sensación y semblante de desasosiego. Me vienen a ver por diferentes causas: contracturas musculares, disfunciones sexuales, alteraciones en la movilidad, dolor de distintos tipos. Pero su denominador común es, no tanto el no saber qué les pasa, sino pensar que aquello de lo que sufren no sea normal.

Y yo, en lugar de preguntarme qué es normal, pienso ¿qué no lo es? Cualquier situación que nos afecta tiene un impacto emocional y, por tanto, en nuestro comportamiento. A todos nos pasan cosas, nadie se escapa.

Cuando llegamos al final de una primera visita, en la que mis pacientes exponen su problemática o preocupación, muchos de ellos me comentan con alivio: ‘Entonces esto que me pasa es normal, ¿no?’. Y es precisamente ahí, en esta toma de conciencia, en esta visión más clara y esperanzadora, donde comienza el proceso terapéutico.

Una persona que acude a una primera sesión de Fisioterapia pone sobre la mesa su estado vital del momento, con lo que ya establece cierto orden y perspectiva. Con el feedback y el tratamiento que le aplica el fisioterapeuta, esta persona ya puede ver su situación con más objetividad; también es muy probable que aquello de lo que sufre sea más común de lo que piensa. Tendemos a sentir un problema como el único, puesto que en realidad lo es, ya que es uno el que lo sufre. En cuanto lo compartimos y nos hacen una propuesta terapéutica, y sobre todo cuando nos dicen, ‘Tranquilo, esto le pasa a más gente`, entonces bajamos el nivel de tensión y comenzamos a sentirnos un poco mejor.

Si nos fijamos, en realidad no hemos hecho, o no nos has hecho casi nada: hemos expresado en voz alta nuestra experiencia, nos han dado un plan de terapia y nos han dicho que lo que nos pasa es más común de lo que nosotros pensamos –en la mayoría de casos; obviamente pueden haber excepciones-. Pero después de la primera sesión ya notamos un alivio y una mejora considerables.

Este hecho me hace pensar cada vez más en el poder de auto curación y de auto gestión de nuestro propio bienestar y, por consiguiente, de muchos aspectos de nuestra salud.

Como siempre comento, una de las herramientas fundamentales para funcionar mejor es el ejercicio físico: suena típico y tópico, pero moviéndonos liberamos endorfinas, sustancias hormonales responsables de la sensación de bienestar, que además tienen poder anestésico. Con mucha frecuencia me ocurre que antes de hacer una carrera corriendo, o una sesión de Yoga, siento pereza; sin embargo, una vez realizado y, de hecho, ya mientras lo estoy haciendo me noto mucho mejor, con más energía. Esto es sólo un ejemplo, no ha de tratarse necesariamente de ejercicio intenso, y con una rutina sencilla y moderada es más que suficiente para sentirnos mejor.

la foto (15)

La toma de conciencia y el ejercicio nos permiten vivir mejor con nosotros mismos

 

Si pensáis que esto del ejercicio no va a funcionar, hay otra herramienta básica para combatir un estado de salud adverso: la toma de conciencia. Ser conscientes de nuestro estado, por ejemplo, si sentimos dolor, no hará que este dolor desaparezca mágicamente, pero no lo recordaremos y tampoco lo proyectaremos más allá de lo que es.

No voy a caer en difundir positivismo, porque puede quedar muy bien predicarlo, pero a la práctica no siempre es posible. Aparte de nuestros posibles problemas de salud –todos hemos pasado por uno, o más- la vida es un continuo vaivén emocional, a merced nuestra y de todo lo que pasa ahí fuera. No todos podemos estar siempre contentos, y menos sobrellevar la presión de tener que estarlo. Hemos de convivir con nuestra salud, esté como esté, y aliarnos con nuestras guerras internas.

Constatar que existen es un primer gran paso hacia la salud integral y la paz mental.

Así es que, volviendo al principio, ¿hay algo, que nos pase a las personas, que no sea normal?

Feliz semana y que sigáis fluyendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s