¿Están relacionados el erotismo con la inteligencia emocional?

9f00145ba7ae5798c81f927de9673c69Bajo mi punto de vista, rotundamente sí. Seguid leyendo y os lo cuento.

Hace algún tiempo escribí una entada sobre la Función Erótica, que es la que está ligada a la práctica sexual.

La Función Erótica es una función de socialización, de equilibrio psicológico y físico. Salvo si no está bien integrada social y educativamente, constituye un potente factor de cohesión social y de apertura individual.

A nivel de desarrollo individual supone una motivación intrínseca para vivir y compartir con otros, para cooperar con el fin de aumentar el nivel de disfrute personal y mutuo. Y también es una fuente de placer  ligada a la balanza dopamina (hormona del placer) serotonina (hormona del bienestar).

Por todo esto la Función Erótica sirve, a grandes rasgos, para relacionarse, siempre y cuando esté bien integrada.

Con esto no quiero decir que tengamos que tener relaciones sexuales con la primera persona que vemos pasar. Una relación sexual implica eso, relación; estar en contacto con gente, intercambiar conversaciones, compartir experiencias que nos llevan a decidir con quién queremos tener un contacto más íntimo y hasta dónde llegar a nivel afectivo.

Lo importante no es que haya mayor o menor compromiso o implicación emocional. Lo importante es saber lo que queremos y ser coherentes con ello. Para ello es de vital importancia conocerse y sobretodo, quererse.

¡Y es ahí donde hace su entrada triunfal el concepto de inteligencia!

imagesGIPRN9OW

La inteligencia viene definida por el cociente intelectual, que es la capacidad de resolver problemas y por la capacidad intelectual, que es la de almacenar conocimientos. Ambas responden al concepto clásico de inteligencia; para que nos entendamos, de la que se necesita para ser buenos estudiantes y encontrar un trabajo reconocido y bien pagado.

Sin embargo, hay otro tipo de inteligencia que es la que nos proporciona el verdadero éxito porque nos hace felices. La que nos hace encontrar nuestro lugar en el mundo y participar de él. Estamos hablando del cociente emocional. El cociente emocional es la capacidad de conocerse, de conocer los sentimientos propios y ajenos, de gestionarlos y, en definitiva, de comunicarse con los demás. Viene definido por los siguientes factores:

1 Conocimiento corporal (aquí la importancia del/la fisioterapeuta)

2 Conocimiento de las emociones

3 Gestión de las emociones

4 Conocimiento de las emociones ajenas

5 Empatía: capacidad de meterse en la piel del otro sin que eso nos afecte.

Para que la Función Erótica se desarrolle de forma óptima es muy importante empezar por conocerse el cuerpo: saber cómo somos, saber lo que nos gusta, integrarlo y estar satisfechos con ello.

En resumen la inteligencia emocional permite que estemos a gusto dentro de nosotros mismos y por lo tanto, que nos queramos más, lo cual es un buen filtro para decidir quién entra o no en nuestras vidas, sea al nivel que sea.

Si confiamos en nosotros mismos, empezando por nuestro propio cuerpo, tendremos más facilidad para abrirnos  a experimentar el generoso mundo sensorial que tenemos a nuestro alrededor, solos y en compañía de la persona o personas que elegimos libremente.

Al fin y al cabo, ¿no es eso el erotismo?